¿Es Google peligroso?


“Don’t be evil” (no seas malvado). Ésta es la filosofía en torno a la cual se ha construido la empresa más exitosa de la Era Internet: Google Inc. En la última década Google ha pasado de ser un buscador a presentar toda una serie de servicios que van desde la oficina digital hasta un navegador, incluyendo un servicio de correo electrónico o un calendario. Cuando el usuario utiliza estos servicios, está confiando a Google sus datos personales y confiando en su bondad a la hora de utilizarlos. Ahora bien, ¿puede ser totalmente bondadosa una empresa con tantos intereses?
El gran poder de Google es ser para cientos de millones de internautas el único filtro de la realidad. La situación recuerda el viejo dicho de los reporteros de televisión, allá por los años ochenta: “Si no ocurre delante de una cámara, simplemente no existe”. Ahora el refrán sería más bien: “Si no aparece en Google, simplemente no es importante”.

Esta situación, de “cuasimonopolio” de lo que es importante o lo que no lo es en Internet, ha sido denunciada por ejemplo en el informe “Investigación sobre los peligros y oportunidades presentados por los programas de búsqueda en Internet (Google, en particular)“, desarrollado en 2007 por el Instituto de Sistemas de la Información y Computación de la Universidad de Tecnología de Graz, en Austria.

Este poder que tiene Google para mostrar la realidad puede ser más polémico si se atiende al supuesto deterioro de los resultados de las búsquedas. Según denuncian algunos internautas, nada ha vuelto a ser igual tras el “upgrade” (actualización) que en enero de 2006 se hizo del algoritmo de búsqueda.

Según esta teoría, en lugar de información fidedigna, numerosos resultados son “trampas” para capturar al internauta diseñadas por expertos en aparecer en las primeras posiciones en las búsquedas de Google, los llamados SEO (Search Engine Optimizer). El objetivo es que el usuario compre los productos o servicios de la empresa para la que trabaja el SEO.

Sea cierto, o no, que los SEO deforman en ocasiones los resultados del buscador, cosa que afectaría tanto a Google como a sus usuarios, lo más preocupante es que a estos últimos les llegue una visión de la realidad interesada, comercial y que excluya todo aquello que no valga dinero, algo que va expresamente en contra de la filosofía imperante en la Red. Son numerosas las voces que reclaman a Google que ponga a cada uno en su sitio ante el spam en los resultados de búsqueda, pero no resulta una tarea fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: